Marabús

marzo 31, 2009

Quiero contarles una historia sencilla y tierna.

Marabús

Marabús

Marabús es un muppet, un chango de peluche realizado por mi amigo y hermano Rolando de la Rosa. Marabús no solo me ha robado el corazón a mí, sino a un incontable número de niños y adultos. Es que al ver su expresión medio atarantada, con esos ojos desorbitados y esa melena impeinable… caray,  la simpatía es inmediata.

Lo conocí en Televisión Mexiquense en el año de 1985. Entonces me llamó el productor para hacer la conducción de un programa infantil llamado “Cuéntamelo en colores”. Yo no tenía experiencia en conducción; así que fue mi novatada.

Y caí en manos de Antonio Hurtado, Mauricio Castillo y Rolando de la Rosa. Un trío de queridos amigos, excelentes actores. Talentosos muchachos que prometían mucho.

Pero volvamos a la historia de Marabús: Este changuito era parte ya del elenco del programa. Lo manejaba el buen Raúl Ramos (q.e.p.d.), quien le imprimió un carácter y una voz, que intentamos conservar hasta la fecha.

Rolando de la Rosa, Rolis, es el padre y manufacturero de éste genial changuito. Es uno de tantos estupendos muppets que ha realizado magistralmente mi hermano Rolando.

Indudablemente Talentoso Artista Plástico, entre un sinfín de esculturas y otras piezas, ha hecho muchos muppets. Algunos, o la mayoría, ya no están en sus manos. Otros se han hecho populares.

Me platicó que el nombre se lo debe a que en una ocasión llevaba al mono en el cuello y al entrar al estudio de televisión un técnico le dijo: “¿Y ese Marabú?” Le gustó el sonido del nombre y se le quedó así, solo agregándole la “ese” al final.

teatrino

El caso es que Marabús, ahora está en mis manos. Con el paso del tiempo, formé mi propia compañía de Muppets “Los Mopeluches”.  Al empezar, casi no tenía muñecos propios y me dio a Marabús en adopción, convirtiéndose en parte de la valiosa herencia que Rolando me ha dejado.

Marabús, además, es polifacético. El buen y valiente mono, ha hecho de cirquero, de piloto y hasta de ancianita. Sí, en una ocasión lo disfracé de viejita. Y se dejó.

marabus abuela

Para celebrar el “Día del Abuelo” en el Colegio Olinca (donde tengo el privilegio de trabajar como profesor de música y teatro), necesitábamos formar parejas de abuelo y nieto. Así que disfrazamos a Marabús de abuelita. Colaboró sin chistar en su papel, con mucha gracia y simpatía.

Esa vez me acompañó Miss Rosa Ana, a quien tendremos que dedicar un post aparte. Fue divertido.

Durante la grabación de un piloto de televisión, Quetzalli Manzano, la productora, me hizo ver que Marabús ya no retrataba bien en cámaras. Al hacer close ups, se notaba que está bastante deteriorado. Ha perdido bastante pelusa en la felpa de rostro y manos.

Entonces nos dimos a la tarea de hacer “otro Marabús”. Pero no… es imposible. Hice otro mono llamado “Congo”, con un maravilloso pelaje. Claro, simpático, vistoso y muy televisivo; pero nada se compara con la gracia del Marabús original.

Así que a pesar de la edad, de los deterioros que el tiempo y el uso le han dejado. Marabús sigue vigente, activo, simpático y muy querido.

Ya grabó su primer número musical: “Mi banana”. Es una adaptación que hice de la canción “Day-O” de Burgie Attaway.

Hace poco, Marcos Aurelio, uno de mis alumnos, me pidió prestado a Marabús para hacer un video. Se lo llevó de paseo al Parque Chapultepec, el de Cuernavaca, y realizó un reportaje muy bonito.

Sea éste, pues, un homenaje a ti, mi querido Marabús.

autor-31

Anuncios

4 comentarios to “Marabús”

  1. Ana Clara said

    Qué linda historia de amistad, apoyo mutuo y reconocimiento, je. Además es una demostración más de que las apariencias no son relevantes para el cariño: a pesar de esos ojos de distraído y ese peluche desaliñado, Marabús es un compañero leal y a cambio, es muy querido.

    Saludos y felicidades por el blog. Era un espacio necesario y auguro que será un lugar de dulces encuentros.

    Un beso
    Ana Clara

    • ezequieldelaparra said

      Ana Clara:

      Gracias por agregar calidez con tu presencia a éste espacio. Bienvenida siempre.
      Y gracias por tu augurio.

      Estoy seguro que conforme los amigos se vayan encontrando aquí, vendrán y dejarán su huella.

      Sí, Marabús es una metáfora ¿no crees? Además, querer entrañablemente a un peluche… ¿quien no?

      Un beso desde la serenidad.

  2. Alberto Arriaga said

    Hola Ezequiel… Andamos buscando al maestro Rolando de la Rosa para una entrevista a propósito de la censura en México. Creo que su punto de vista será muy valioso para nuestro reportaje. Ojalá pudieras proporcionarme algún correo electrónico, incluoso un teléfono. Me llamo Alberto Arriaga y trabajo en Canal 11.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: